fbpx

El papel de la educación universitaria internacional

He podido leer el fantástico artículo de Francisco Marmolejo “The role of the university in an era of global disruption” publicado el pasado 19 de octubre de 2019 en University World News y, al respecto, me gustaría reflexionar, la que considero una idea fundamental, sobre el papel de  la educación universitaria en un ámbito internacional.

Si hay algo en lo que existe un consenso general, es en que los tiempos están cambiando y que esos cambios cada vez son más rápidos, a veces, casi vertiginosos. Cambios que se producen en todos los ámbitos; económicos, sociales, ambientales, políticos, tecnológicos… Y la educación no escapa a dichos cambios, especialmente en el ámbito universitario; prueba de ello es la creciente internacionalización de los estudios superiores, tanto de grado como de postgrado.

En un momento en el que el aislacionismo político y los nacionalismos exacerbados vuelven a crecer en el mundo, el papel de una educación internacional cobra especial importancia y las universidades y colegios deben unirse  para mostrar los múltiples beneficios de la misma. Como expreso el rector de la Universidad de los Andes, Alejandro Gaviría en su discurso de toma de posesión

“La universidad debe combatir las mentiras convenientes, las ideologías engañosas y los discursos de odio. El ensimismamiento no es una alternativa. No ahora cuando buena parte de los líderes globales insisten en despreciar el conocimiento, atacar a los expertos y negar los hechos del mundo. Al anti-intelectualismo ramplón, la universidad debe contraponer la importancia de las ideas y la creación, no solo como meros instrumentos, sino como uno de los fines más loables de la humanidad”

La universidad siempre ha sido motor de cambios sociales y de apertura y acogida de diferentes ideas, especialmente de los temas más difíciles; no obviando el necesario debate y confrontación responsable de los diferentes puntos de vista,  a veces totalmente opuestos, pero siempre en un ámbito de respeto, de libertad y de tolerancia.

Hoy, en muchos ámbitos, se ve al inmigrante, al extranjero o al solicitante de asilo como una amenaza. Incorporar a muchas de estas personas en una educación superior, permitirá una mejor integración de estas personas y reducirá el riesgo de ser marginados; es una oportunidad que la educación internacional no puede dejar escapar por el bien de todos. Una oportunidad que también debe servir para evitar la estigmatización de los estudiantes por su etnia, religión o nacionalidad.

Decía Antonio Machado; “Todo lo que se ignora, se desprecia” y Henry Home Kames nos avisaba de que  “la ignorancia es madre del miedo”. Estudiar el grado universitario en un entorno internacional permite que nuestros jóvenes, que son quienes deberán enfrentarse a todos esos problemas y dirigir este mundo cambiante y globalizado; conozcan, convivan y se relacionen con gente de todas las partes de ese mundo; porque cuando un cerebro se llena de conocimiento, no queda sitio para la ignorancia.

Más que nunca, el papel de la educación universitaria internacional tiene que ser el  de contribuir a romper las barreras de la intolerancia y el aislacionismo de una manera rotunda y significativa y preparar a los jóvenes, a los futuros líderes, con conciencia mundial y un fuerte sentido de respeto, libertad, igualdad y tolerancia.

 

Josu Pardo

Orientador Universitario en Royal Universities

0 Comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Ingrese aquí Captcha : *

Reload Image

©2019 Royal Universities Programmes | Aviso Legal · Política de privacidad · Política de cookies.

Hola ¿En qué podemos ayudarte?
Powered by

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?